19 de junio de 2007

El Ayuntamiento de Soto de Cerrato denuncia a la Minicentral del Pisuerga y la CHD estudia pararla

La Confederación Hidrográfica del Duero ha dispuesto la incoación de un expediente de extinción de derecho de aprovechamiento de aguas a la empresa que gestiona la minicentral eléctrica de Soto de Cerrato.

La decisión se ha adoptado a resultas de una denuncia interpuesta por el Ayuntamiento de Soto de Cerrato y varios particulares, sobre el incumplimiento del condicionado establecido en la resolución de 9 de mayo de 2003, de legalización de un incremento en 0,60 metros de la cota de coronación del azud de derivación de la minicentral Cerrato, otorgada a Iniciativas Hidroeléctricas S.A.

Según el informe emitido por la CHD se constata el incumplimiento de la condición 7ª de la Resolución de otorgamiento de la concesión de fecha 2 de octubre de 1990, en la que se establece que, «esta concesión se otorga sin perjuicio de tercero y dejando a salvo el derecho de propiedad, quedando obligado el concesionario a ejecutar las obras necesarias para conservar o sustituir las servidumbres existentes, y a indemnizar, como corresponda, los perjuicios y daños que puedan derivarse de la misma sobre los derechos que la Administración tenga reconocidos a otros usuarios o sobre los intereses públicos».

Segundo incumplimiento

Igualmente se incluye en el informe de la CHD otro incumplimiento, el de la condición 1ª de la Resolución de modificación de características de fecha 9 de mayo de 2003, en la que se establece que, «se otorga la legalización de un incremento en 0,60 metros de la cota de coronación del azud de derivación de la Minicentral Cerrato a Iniciativas Hidroeléctricas SA (IHSA), en los términos municipales de Venta de Baños y Soto de Cerrato. Dicha legalización se otorga sin perjuicio del Dominio Público ni de terceros, dejando a salvo el derecho de la propiedad».

La minicentral hidroeléctrica objeto de la polémica aprovecha un caudal de 70m/s con dos turbinas Kaplan de 2.030 kVA y una tercera, y explota un caudal ecológico de 7 metros por segundo, según las especificaciones técnicas del proyecto.

Fue construida para Iniciativas Hidroeléctricas por Abensur, filial del grupo multinacional Abengoa.