10 de marzo de 2009

Los problemas de gestión de basura del Cerrato serán abordados en las Cortes Regionales

Parece que la Junta de Castilla y León pretendía que pasara desapercibida la problemática a la que se enfrentarán los municipios del Cerrato, entre los que se encuentra Soto, que tienen que dejar de depositar su basura en el vertedero de Cevico de la Torre en junio, pero no ha conseguido su objetivo, ya que el problema llegará nada menos que a las Cortes Regionales.

Y es que parece que el PSOE va a plantear a la consejera de Medio Ambiente una pregunta relacionada con este tema. El portavoz de los socialistas, Francisco Ramos, aprovechará el próximo pleno de las Cortes Regionales para preguntar a María Jesús Ruiz qué va a hacer la Junta de Castilla y León para que más de una decena de municipios del Cerrato no se vean obligados a llevar sus residuos sólidos urbanos a otras provincias, una vez se clausure el vertedero de Cevico de la Torre.

Ramos ha recogido la inquietud de un buen número de responsables municipales de localidades que han mostrado su preocupación por la propuesta planteada por la Junta a través de Medio Ambiente, que ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que lleven sus residuos sólidos urbanos a alguna provincia limítrofe a partir de junio.

Esta decisión, motivada por el cierre del vertedero de Cevico de la Torre y la imposibilidad del CTR de la capital de recepcionar los residuos, debido a problemas en el vaso de rechazos, sería transitoria, hasta que se normalice la situación de la instalación capitalina.

No obstante, el sobrecoste que supondría el traslado de la basura no es aumible por los municipios, que en algunos casos ya han trasladado oficiosamente sus reparos a llevar a cabo el desembolso económico de varios miles de euros que ello supondría mientras duran los trabajos de acondicionamiento del vaso de rechazos del Centro de Tratamiento de Residuos de la capital.

Mientras las localidades más pequeñas parecen mantenerse al margen del problema, los grandes municipios de la Mancomunidad -Venta de Baños, Villamuriel y Dueñas-, se han movilizado. Por su parte, Cevico de la Torre, cuyo regidor es también presidente de la Mancomunidad, ha dejado claras sus intenciones: no está dispuesto a que el vertedero funcione varios meses más mientras se interviene en el vaso de rechazos.

Parece que el delegado territorial de la Junta y el jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente -José María Hernández y José María Martínez Egea, respectivamente-, tienen pendiente cerrar una reunión con responsables municipales de la zona para avanzar en la búsqueda de una solución.