25 de mayo de 2009

El Consejo de Ministros autoriza la licitación del Nudo de Venta de Baños

El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Fomento a licitar las obras de plataforma del tramo Nudo de Venta de Baños, perteneciente a la Línea de Alta Velocidad (LAV) Valladolid-Burgos-Vitoria, con un presupuesto de 83,8 millones de euros y un plazo de ejecución de 22 meses. Con esta actuación, Fomento impulsa las conexiones Valladolid-Burgos y León-Palencia-Burgos.

El tramo, de una longitud total de ocho kilómetros, discurre íntegramente por los municipios de Venta de Baños, Soto de Cerrato y Villamuriel de Cerrato, todos ellos situados en la provincia de Palencia.

Destaca la construcción de dos viaductos, uno sobre el río Pisuerga, de 1.128 metros de longitud, y otro, de 1.330 metros, que pasará sobre la autovía A-62, la línea férrea Madrid-Hendaya y el río Pisuerga. Además de estos elementos, las obras también incluyen la construcción de una pérgola, de 161 metros, que permite el cruce a distinto nivel de las conexiones Valladolid-Burgos y León-Palencia-Burgos.

El proyecto, que se licitará a través de ADIF, contiene también todas las actuaciones necesarias para la definición básica de las obras de infraestructura, tales como movimientos de tierra, obras de drenaje, estructuras, túneles, reposición de servicios y servidumbres afectados, incluyendo las conexiones transversales que aseguran la permeabilidad viaria de la línea.

La nueva línea de alta velocidad Valladolid-Burgos-Vitoria está incluida en la red de altas prestaciones del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) del Ministerio de Fomento para el periodo 2005-2020. A escala europea, forma parte del Proyecto Prioritario nº 3 del Eje Atlántico Ferroviario Europeo y da continuidad en territorio español a la línea Madrid-Valladolid-Vitoria-Frontera Francesa.

La inversión total estimada para las obras de plataforma de esta infraestructura supera los 1.600 millones de euros, sin incluir los accesos a Valladolid y Vitoria.

Los estudios y proyectos de la línea y las obras de la plataforma del tramo Valladolid-Burgos han sido cofinanciados por las Ayudas RTE-T (Redes Transeuropeas de Transporte) por importe de 39,7 millones de euros. Por su parte, el Fondo de Cohesión cofinanciará la plataforma del tramo Burgos-Vitoria. Con estas subvenciones, "la Unión Europea contribuye a reducir las disparidades sociales y económicas entre los ciudadanos", sostiene el Ejecutivo central.

La conexión por alta velocidad ferroviaria disminuirá la distancia de recorrido entre Valladolid y Vitoria en 13,5 kilómetros, pasando de los 244,8 actuales a 231. Además, se incrementará la seguridad mediante el uso de tecnologías punta en los sistemas de conducción automática de trenes y la ausencia de pasos a nivel a lo largo de todo el recorrido. La línea, que dispondrá de dos vías electrificadas de ancho internacional, se ha diseñado para alcanzar una velocidad máxima de 350 kilómetros a la hora.