15 de septiembre de 2009

Adif adjudica la obra del AVE a su paso por Soto de Cerrato



Adif ha adjudicado los servicios de asistencia para el control de las obras de plataforma de vía de los subtramos Nudo de Venta de Baños-Torquemada y Torquemada-Quintana del Puente, situados en la provincia de Palencia, y pertenecientes al tramo Valladolid-Burgos de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Valladolid-Burgos-Vitoria-frontera francesa.

El objeto de este contrato, adjudicado a la UTE formada por Inconsa y Proser por un importe que asciende a 3.222.695,6 euros y un plazo de ejecución de 28 meses, es el control de la ejecución de los trabajos, además del seguimiento de la calidad, seguridad y salud, durante el proceso constructivo.

Respecto al Nudo de Venta de Baños-Torquemada el subtramo, de 11,9 kilómetros de longitud, discurre por los términos municipales de Soto de Cerrato, Reinoso de Cerrato, Villaviudas y Torquemada, todos ellos pertenecientes a la provincia de Palencia y, como obras singulares, cabe destacar la construcción del túnel del Almendro, de 837 metros de longitud así como dos falsos túneles a la entrada y salida del mismo.

En referencia al de Torquemada-Quintana del Puente, el trazado del subtramo tiene una longitud de 11,3 kilómetros y discurre por los términos municipales de Torquemada, Herrera de Valdecañas y Quintana del Puente, pertenecientes a la provincia de Palencia. Asimismo, incluye la construcción de cinco pasos superiores para reponer carreteras y caminos transversales.

La nueva Línea de Alta Velocidad Valladolid-Burgos-Vitoria está incluida en la red de altas prestaciones del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) del Ministerio de Fomento para el periodo 2005-2020 y, a escala europea, forma parte del Proyecto Prioritario nº 3 del Eje Atlántico Ferroviario Europeo, dando continuidad en territorio español a la línea Madrid-Valladolid-Vitoria-frontera francesa.

Esta infraestructura conllevará la disminución de la distancia de recorrido entre Valladolid y Vitoria en 23 kilómetros, pasando de los 244,8 actuales a 221,5 y además se incrementará la seguridad mediante el uso de tecnologías punta en los sistemas de conducción automática de trenes y la ausencia de pasos a nivel a lo largo de todo el recorrido.

La inversión total estimada para las obras de plataforma de la nueva LAV Valladolid-Burgos-Vitoria, que tendrá dos vías electrificadas de ancho internacional o UIC (1.435 milímetros) y que ha sido diseñada para alcanzar una velocidad máxima de 350 kilómetros por hora, supera los 3.000 millones de euros.

Los estudios y proyectos de la LAV y las obras de plataforma del tramo Valladolid-Burgos han sido cofinanciados por las Ayudas RTE-T (Redes Transeuropeas de Transporte) por importe de 39,7 millones de euros mientras que, por su parte, el Fondo de Cohesión dentro del P.O. Fondo de Cohesión-FEDER cofinancia las obras de plataforma del tramo Burgos-Vitoria.