9 de noviembre de 2010

El presidente de la Junta inaugura las obras de modernización del regadío de Soto

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, visitó las obras de modernización del regadío que se han desarrollado en 841 hectáreas de la zona regable de Soto del Cerrato, donde se ha invertido un total de 6,5 millones de euros. Esta actuación va a permitir un ahorro de consumo de agua y de energía a los agricultores y ganaderos de la zona, la mejora de sus condiciones de trabajo y el incremento de la productividad y rentabilidad de sus explotaciones.

La zona regable de Soto de Cerrato se encuentra en los términos municipales de Soto de Cerrato (656 hectáreas) y Reinoso de Cerrato (185 hectáreas), y los cultivos más extendidos en este área regable son los cereales de invierno, la remolacha, la patata y la alfalfa.

El Gobierno regional ha invertido 6,5 millones, tanto para las obras de reordenación de la propiedad como para las derivadas de la modernización del regadío. Con la actuación realizada, que ha permitido pasar de 666 hectáreas regables a un total de 841, se han beneficiado 156 agricultores, cuyas tierras contarán con una mayor productividad y competitividad.

Las obras han consistido en la construcción de una balsa de regadío con una capacidad de 79.403 metros cúbicos, la ubicación de una estación de bombeo y la creación de una red de distribución de riego a presión hasta las parcelas.

La actuación llevada a cabo por la Junta de Castilla y León ha permitido hacer realidad una de las principales demandas de la zona, dando solución a las pérdidas de filtración que se producían en la zona. En concreto, esta inversión va a permitir un incremento de la productividad y de la renta de las explotaciones agrícolas al mejorar las posibilidades productivas. En segundo lugar, la reducción de casi un 45 % del consumo energético para el riego por aspersión o localizado, puesto que se emplea una instalación centralizada para suministrar la presión a la red, no siendo necesarias las instalaciones individuales de cada agricultor.

Asimismo, se logra la mejora de las condiciones de trabajo al ahorrar tiempo a los agricultores y el ahorro de agua respecto al sistema de riego por gravedad o por pie, consiguiendo un uso más eficiente del recurso. Se estima una reducción del consumo de agua de cerca del 40%. Y, por último, el incremento de la actividad agrícola de la zona, poniendo de manifiesto la capacidad de las actuaciones en materia de regadío para generar sinergias con la industria transformadora. Todo ello permite incrementar la actividad económica de las zonas rurales, generando empleo y favoreciendo la igualdad de oportunidades para el empleo femenino en estos ámbitos.

6 de mayo de 2010

Detienen a dos rumanos que intentaban robar cable en la Planta de Repsol-Butano de Soto

Agentes de la Guardia Civil han procedido a detener a dos hombres de 32 y 31 años, de nacionalidad rumana y vecinos de Valladolid, tras ser sorprendidos "in fraganti" en el interior de la planta de distribución de Repsol-Butano en Soto de Cerrato, cuando trataban de sustraer cable.

La detención se produjo como consecuencia de los servicios de seguridad ciudadana establecidos por la Guardia Civil para la prevención de delitos contra el patrimonio, con la colaboración de un vigilante de seguridad.

Los dos hombres, que habían accedido al interior de la planta cortando la valla metálica perimetral, trataron de esconderse en un terreno sembrado de cereal al detectar la presencia de los agentes, aunque finalmente fueron detectados y detenidos.

Los detenidos, que se enfrentan a un delito contra el patrimonio y el orden socioeconómico, han pasado a disposición judicial junto a las diligencias instruidas.

15 de abril de 2010

Soto, entre los municipios palentinos candidatos a acogerse a ayudas de zona catastrófica

Soto de Cerrato es uno de los 32 municipios de la provincia de Palencia que han aparecido en el Boletín Oficial del Estado (BOE) como candidatos a acogerse a las ayudas de zonas catastróficas que ha aprobado el Gobierno para paliar los daños provocados por incendios forestales y otras catástrofes naturales ocurridas en diferentes comunidades autónomas, como las inundaciones.

Entre estas subvenciones figuran los daños producidos por los desbordamientos de los ríos en la provincia de Palencia, que afectaron a 32 pueblos, entre los cuales, Soto fue uno de los más perjudicados.

Los municipios afectados a parte de Soto son: Abia de las Torres, Aguilar de Campoo, Alar del Rey, Alba de Cerrato, Astudillo, Bárcena de Campos, Carrión de los Condes, Castrillo de Villavega, Cervera de Pisuerga, Espinosa de Villagonzalo, Husillos, Itero de la Vega, Melgar de Yuso, Monzón de Campos, Osorno, Palenzuela, Piña de Campos, Población de Campos, Poza de la Vega, Quintana del Puente, Ribas de Campos, Saldaña, San Salvador de Cantamuda, Támara de Campos, Torquemada, Villaluenga de la Vega, Villamuriel de Cerrato, Villanuño de Valdavia, Villarramiel, Villodre y Villovieco.

Las abundantes lluvias caídas en la provincia desde el pasado mes de noviembre han provocado numerosos desbordamientos de los ríos, que afectaron a numerosas fincas agrícolas de estos municipios.

27 de marzo de 2010

Soto espera la reparación de los destrozos ocasionados por la riada para iniciar la campaña de riego

A apenas unas semanas para el inicio de la campaña de riego, en Soto de Cerrato siguen esperando a que se produzca un milagro en forma de obra que repare los daños que la riada de enero provocó en las infraestructuras incluidas en la modernización de regadíos.

El río Pisuerga ha jugado una mala pasada y, a unas semanas vista de que las obras se dieran por concluidas, se llevó por delante la conducción instalada y algunos caminos y con ello buena parte de los 3,4 millones de euros invertidos en los últimos años. «Aquí no se ha tocado nada. Desde que el río se llevó los caminos no ha habido ninguna intervención», confirmó el alcalde de Soto, Enrique Ortega, quien lamentó que dos meses después de remitir un escrito a la CHD y a la Subdelegación del Gobierno «no haya obtenido respuesta, ni oficial, ni oficiosa».

El resultado es que las 841 hectáreas a regar por aspersión no disponen de la red de caminos acondicionada al efecto. Son 245 parcelas que pertenecen a 154 propietarios las que están, ahora mismo, en el aire.

Ortega confirmó que técnicos de la CHD han visitado la zona, han comprobado los daños que ha producido la riada, tanto en los caminos como en las escolleras, y que ahora se está a la espera de que las máquinas lleguen «para comenzar las reparaciones».

13 de febrero de 2010

Soto de Cerrato, afectada notablemente por las últimas riadas

Recientemente, tanto el río Arlanza como el Pisuerga vieron cómo de nuevo crecía su caudal en la zona sur de la provincia, zona en la que las riadas afectaron especialmente a la población de Soto de Cerrato. El Pisuerga, a su paso por Cordovilla, se mostró sensible a las lluvias y deshielo pasando de 155 m3/s 166 de la en un solo día.

Ambos ríos, a su paso por Palencia, se encontraron en situación de alerta, aunque la Confederación Hidrográfica del Duero calculó que su cauce se reduciría sensiblemente.

A primera vista, y a falta de cuantificar definitivamente los daños que dejan estas avenidas en la provincia, desde la organización agraria Asaja aseguran que son cuantiosas. «No sólo por las tierras anegadas, sino también por los caminos que han desaparecido. Sobre todo en la zona de Soto de Cerrato, donde, por ejemplo, un agricultor ha perdido 300 toneladas de remolacha que han desaparecido con la riada», explicó Alfonso Núñez, presidente provincial de Asaja.

Por otro lado, el presidente de la Diputación, Enrique Martín, culpó de las inundaciones a la CHD por no mantener limpios los cauces de los ríos con lo que a los puentes ha llegado gran cantidad de materiales que han colapsado el paso del agua, provocando retenciones e inundaciones. Además Martín indicó que la Institución ha sido denunciada por el organismo de cuenca cuando ha ido en ayuda de los municipios afectados.

Fuentes de la Confederación Hidrográfica del Duero han manifestado que la competencia de los cauces fluviales dentro de los municipios pertenece a los uyuntamientos y que existen nomerosos marcos para que los más pequeños puedan solicitar ayudas para llevar a cabo las limpiezas pertinentes.