27 de marzo de 2010

Soto espera la reparación de los destrozos ocasionados por la riada para iniciar la campaña de riego

A apenas unas semanas para el inicio de la campaña de riego, en Soto de Cerrato siguen esperando a que se produzca un milagro en forma de obra que repare los daños que la riada de enero provocó en las infraestructuras incluidas en la modernización de regadíos.

El río Pisuerga ha jugado una mala pasada y, a unas semanas vista de que las obras se dieran por concluidas, se llevó por delante la conducción instalada y algunos caminos y con ello buena parte de los 3,4 millones de euros invertidos en los últimos años. «Aquí no se ha tocado nada. Desde que el río se llevó los caminos no ha habido ninguna intervención», confirmó el alcalde de Soto, Enrique Ortega, quien lamentó que dos meses después de remitir un escrito a la CHD y a la Subdelegación del Gobierno «no haya obtenido respuesta, ni oficial, ni oficiosa».

El resultado es que las 841 hectáreas a regar por aspersión no disponen de la red de caminos acondicionada al efecto. Son 245 parcelas que pertenecen a 154 propietarios las que están, ahora mismo, en el aire.

Ortega confirmó que técnicos de la CHD han visitado la zona, han comprobado los daños que ha producido la riada, tanto en los caminos como en las escolleras, y que ahora se está a la espera de que las máquinas lleguen «para comenzar las reparaciones».