13 de junio de 2014

Soto de Cerrato celebró las Fiestas de San Antonio


Se han celebrado las fiestas de San Antonio en Soto de Cerrato cuyo objetivo fue imbuir a vecinos y visitantes de un ambiente de alegría e ilusión que no les abandonó en ningún momento. El pregón de las fiestas, una actuación de magia y el reparto de chocolate fueron el prolegómeno de un programa intenso que se extendió durante los siguientes viernes, sábado y domingo. 

«Todos nuestros vecinos esperaban ansiosos que llegaran estos días para celebrar las fiestas por todo lo alto, por lo que el Ayuntamiento echó el resto para que los soteños y visitantes se sintieran a gusto y saborearan el programa», explicaba el alcalde, Enrique Ortega. 

El objetivo fue que los vecinos disfrutearan al máximo y al aire libre en estas fiestas que coinciden con las puertas del verano de todos los actos «y puedo decir sin equivocarme que la calle estuvo siempre viva en esos cuatro días», recuerda el regidor, que ha reconocido expresamente el mérito de las tres peñas que funcionan en la localidad, además de las asociaciones de jubilados y de mujeres rurales. 

«Se han volcado un año más en la elaboración del programa», ha afirmado refiriéndose a los colectivos peñistas –uno formado por vecinos adultos, otro por jóvenes veinteañeros y otro por los niños–. 

«Desde luego que aportan mucho a la fiesta y gracias a su trabajo, pudimos elaborar un buen programa con un presupuesto bastante reducido», explica el alcalde. 

De lo que también está muy orgulloso el alcalde es de que Soto de Cerrato sea un pueblo que rezuma buen ambiente, «es un pueblo unido, y se ve también durante las fiestas», matiza. 

Entre las diferentes actividades que se celebraron durante estos días, que siguieron el esquema de años anteriores, destacó el vermú de peñas que se celebró el sábado por tercer año consecutivo; y dado que el sábado coincidía con el partido del mundial España-Holanda, se instaló un proyector junto a la peña Benito Kamelas para que todos los vecinos y visitantes disfrutaran con la Roja al mismo tiempo que con las fiestas de San Antonio.